Web Design

Your content goes here. Edit or remove this text inline.

Logo Design

Your content goes here. Edit or remove this text inline.

Web Development

Your content goes here. Edit or remove this text inline.

White Labeling

Your content goes here. Edit or remove this text inline.

VIEW ALL SERVICES 

Discussion – 

0

Discussion – 

0

Encuentro O´odham en el Schuk Toak 2022

[vc_row][vc_column][vc_separator][vc_column_text]

Encuentro O´odham en el Schuk Toak 2022

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Este es un Encuentro de personas para honrarnos unos a otros con respeto, para honrar a nuestra Madre Tierra y para compartir nuestro conocimiento.

Para Respetar, Preservar, Proteger y Educar sobre la importancia de nuestra tierra, océanos, animales y toda la creación.

Para aprender, practicar y preservar nuestra cultura y tradiciones para las generaciones venideras. Nuestro idioma y cultura está arraigado en todos nosotros, juntos lo aprenderemos, practicaremos y preservaremos.

Mensaje al Público

Sea respetuoso con el Museo, el lugar y el evento. Por favor, no tire su basura al suelo, utilice contenedores. Este es un evento social tradicional para compartir, por favor respétense unos a otros. Manténgase hidratado y seguro. Tengan en cuenta que hay serpientes, arañas y todas las demás creaciones de Dios en estas tierras y sus alrededores. Estamos en su casa, no en nuestra propia casa. No moleste a ninguna criatura. No salga solo al desierto, es hermoso pero extremadamente peligroso y desafiante.

PRESENTACIÓN DE LOS INVITADOS DE HONOR

Martín Sau. Director Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto del Altar.

Lorraine Eiler, Anciana Hia Ced O’odham

Omar Saenz, Director de Turismo de Puerto Peñasco en representación de Jorge I. Pivac Carrillo, Presidente Municipal de Puerto Peñasco

Laura L. Biedebach, Cónsul General de México en Nogales Estados Unidos

Nélida Barajas Acosta Directora Ejecutiva del Centro Intercultural para el Estudio de Desiertos y Océanos

Luis Enrique Valdez Reyes, Presidente Municipal de General Plutarco Elias Calles

Representantes del Consejo Legislativo de la Nación Tohono O’odham

Líderes Tradicionales O’odham en México

A continuación los invitados y miembros de la Nación Tohono nos compartieron un mensaje:

Martin Sau

Director Reserva de la Biosfera el Pinacate y Gran Desierto del Altar

Tras la bienvenida al presidium y al resto de los presentes a nombre de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y de la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar.

Este encuentro es trascendental y significativo porque nos hermana y compromete a todos a seguir trabajando por la conservación y la protección de esta región del Gran Desierto del Altar y su Escudo Volcánico. Porque son los depositarios ancestrales de todos los valores culturales y sitios sagrados de la Nación Tohono O’Odham y por lo tanto un legado para las nuevas generaciones.

Quiero comentarles brevemente que uno de los sustentos desde los estudios técnicos justificativos que dieron origen a esta reserva de la biosfera fueron los valores y creencias sagradas que son transmitidas de generación en generación. La montaña del Pinacate es santa y sagrada, es el lugar de origen de todos los O’odham, por ello esta nación tiene la convicción que deben contribuir y seguir reafirmando el significado del Pinacate, para ellos y todos debemos de reconocerlo como nuestro origen.

Estos han sido y serán siempre territorios Tohono O’odham y nosotros los aquí presentes desde distintas perspectivas personales e institucionales sumamos esfuerzos para seguir conservando y difundiendo su cosmovisión, sus valores, sus usos y costumbres y su territorio.

En este día y durante este encuentro todos tendremos conocimiento de la importancia de su lengua, no solo por su implicación lingüística, sino porque a través de este elemento se conlleva todo el conocimiento de está nación, conoceremos sus rituales como la ofrenda ofrecida el día de hoy a I’itoi, nuestro Dios, conoceremos su herbolaria, su gastronomía, su artesanía, sus actividades productivas y sobre todo su espiritualidad y sus creencias.

Por último, quiero reiterarles la bienvenida a todos ustedes, deseando que se cumplan todos los objetivos de este encuentro, y decirles a todos los miembros de la Nación O’odham que el Pinacate es su casa.

Muchas gracias por considerarnos como sede y gracias a todos por su presencia.

Omar Saenz

Director de Turismo de Puerto Peñasco, en representación de Jorge Pivac, Presidente Municipal de Puerto Peñasco

A nombre del Alcalde Jorge I. Pivac Carrillo les damos la bienvenida a Puerto Peñasco, tierras ancestrales de la Nación Tohono O’odham, estamos  muy contentos que el Museo Schuk Toak en la Reserva de la Biosfera el Pinacate y Gran Desierto del Altar sea el escenario perfecto para este encuentro en el cual la Nación nos permite conocer más sobre su cultura, tradiciones y cosmovisión. Gracias por hacernos parte de este encuentro, en Puerto Peñasco siempre encuentran un aliado para los trabajos que construyen por el patrimonio natural y cultural de la región.

Lorraine Eiler

Anciana  Hia Ced O´odham

En O’odham, di la bienvenida a los asistentes de O’odham porque quería que supieran que Schuk Toaktiene un lugar muy especial en mi corazón y en el de la gente de la que provengo, los HIa Ced O’odham. Me presento: mi nombre es Lorraine Marquez Eiler. Mi madre es Eugenia Noriega Marquez cuya familia es de Quitovac, Sonora, Mexico. Mi padre es Meterio Márquez de Darby Well, Ajo, Arizona. Su familia también residió en Dome Valley, Schuk Doag, Quitobaquito Springs, Chico Suni y finalmente Darby Well. Todos esos sitios están en su mayoría en terrenos tomados por el Gobierno Federal o bajo propiedad privada.

Estas son mis reflexiones sobre la gente de la que provengo, mis ancestros y la pérdida de sus sitios de tierras aborígenes. Schuk Toaky Quitobaquito Springs son solo dos de los sitios. Mi bisabuela María García de Dome Valley recordó haber caminado de Dome a Schuk Toaken tres días. Las historias fueron compartidas durante mis años de crecimiento sobre su caminata, y la reunión y los preparativos para la Ceremonia de Vigitha. Desafortunadamente, debido a la invasión, el acoso y la remoción de miembros de la tribu por parte de las Fuerzas Armadas mexicanas a lugares desconocidos hubo una gran pérdida para los miembros de HIa Ced. Con el temor por la pérdida de su ceremonia sagrada, la Vigitha, trasladaron la ceremonia a Quitovac, Sonora, México. Cada año los O’odham celebran el año nuevo para traer la lluvia. La Ceremonia Vigitha es una ceremonia que debe continuar.

En 1988, un grupo de nosotros, HIa Ced O’odham, asistimos al simposio de la Comisión Arizona/Sonora que se llevó a cabo en Hermosillo, Sonora, México. El grupo protestó contra el decreto de convertir El Pinacate, Schuk Doag, en Biósfera. La protesta se basó en el hecho de que no se había realizado ninguna consulta con ningún grupo O’odham. Una práctica con la que las tribus han tenido que lidiar desde la llegada de los inmigrantes. Los O’odham consideran a Schuk Toakcomo lugar sagrado, un lugar para reverenciar, un lugar en el que reside nuestro creador. Como resultado de nuestra aparición, siguieron una serie de reuniones para discutir la planificación y la inclusión de los miembros O’odham para participar en el manejo y cuidado general.

Algunos años después, en la década de los 90, varios de nosotros asistimos a la inauguración de la Biósfera que se llevó a cabo en las Dunas de Arena al norte de Puerto Peñasco. Múltiples funcionarios del Gobierno de México estuvieron presentes, así como el Gobernador de Arizona, personal de la UNESCO y Ascencio Antone Palma, Gobernador de los O’odham en México.

Cada vez que visito el área de Schuk Toakmientras camino, me pregunto: ¿Estoy caminando sobre los pasos de mis antepasados? Eso me hace muy humilde. Lo que soportaron, lograron y sobrevivieron para que yo esté aquí ante ustedes.

Agradezco a las personas que planearon y trabajaron en la reunión y por invitarme a participar. Muchas Bendiciones para todos.

Laura Biedebach’s

Cónsul General de los Estados Unidos en Nogales, Sonora.

Es un verdadero honor estar presente en esta festividad que es mi primera visita a esta área como Cónsul General de los Estados Unidos en Nogales.

Estoy maravillada por la riqueza cultural que vimos durante el recorrido al Museo del Schuk Toak, este recinto hace un justo tributo a la historia de la nación Tohono O’odham y a la majestuosidad del Gran Desierto de Altar.

Esta construcción sirve para amplificar la historia escrita de la mano propia de los miembros de esta Gran Nación. Reconocemos la fuerte presencia, identidad y aportes de los pueblos nativos.

Gracias por invitarme a compartir esta celebración de las tierras, las aguas, las culturas y las tradiciones. Es responsabilidad de todos preservar y proteger la tierra que habitamos y respetar a los hombres y las mujeres que los habitan.

Trabajemos coordinadamente para promover mediante la educación el respeto a nuestro medio ambiente, pero también a la conservación de las culturas y tradiciones de nuestros pueblos originarios.

La Gran Nación Tohono O’odham es vasta en sabiduría cultural, en sus artesanías, sus danzas y su idioma, mismos que transmiten la riqueza de su pueblo. Los pueblos nativos han contribuido enormemente a nuestra herencia, distinguiéndose como académicos, artistas, empresarios, líderes en todos los aspectos de nuestra sociedad y también han servido en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos con honor y distinción, defendiendo la seguridad de nuestra Nación con sus vidas.

Los nativos americanos enfrentan duras realidades, que incluyen tasas de pobreza, desempleo, delincuencia y enfermedades desproporcionadamente altas.

Estas disparidades son inaceptables, y debemos reconocer tanto nuestra historia como nuestros desafíos actuales si queremos aspirar a que todos los miembros de los pueblos originarios tengan acceso a las mismas oportunidades de desarrollo.

El pasado octubre en la Proclamación del Mes de la Herencia Nativo-Americana el presidente Joseph Biden declaró:

“Nuestra nación no puede cumplir con la promesa de nuestra fundación mientras persistan las desigualdades que afectan a los nativos americanos.”

La administración está comprometida con promover la equidad y las oportunidades para todos los indígenas estadounidenses y ayudar a las naciones tribales a superar los desafíos que han enfrentado debido a la pandemia, al cambio climático y a la falta de infraestructura suficiente de una manera que refleje su relación política única.

Por esta razón es de suma importancia que se realicen eventos como este, que sirvan para rendir tributo a la historia de la Gran Nación Tohono O’odham, pero que también ayuden a visibilizar los aportes y retos que se tienen en nuestro presente y futuro.

Concluyo deseando con mucho respeto que el Nuevo Año O’odham venga con unidad y renovadas energías para nuestros pueblos y comunidades.

 C. Luis Enrique Valdez R.

Presidente Municipal del XI Ayuntamiento General Plutarco Elias Calles, Sonoyta.

Es para nosotros siempre un placer formar parte de estos grandes esfuerzos por procurar la memoria de los pueblos originarios de estas tierras, la gente del desierto el Pueblo Tohono O’odham.

Tengo la fortuna de haber compartido distintas actividades tradicionales con el pueblo Tohono, soy de Sonoyta y desde mi juventud mis amigos de la etnia me hicieron partícipe de muchas actividades.

Hoy aquí con ustedes recuerdo una que en perspectiva me hace ver mi responsabilidad como autoridad electa en Sonoyta. En mis tiempos de juventud fui partícipe de una carrera donde se iba pasando el bastón de mando entre varios hombres de Sonoyta, y sin pensarlo me lo dieron a mi, y comencé a correr con él, y donde se supone iba a haber un relevo, la gente me decía, sigue sigue y así pasé dos grupos que seguían motivándome a seguir con el bastón. Tiempo después platiqué con ellos y lo que me dijeron hoy resuena en mi mente.

Te dieron el bastón porque ya en aquellos tiempos la gente veía en ti un líder, y hoy me veo años después con la responsabilidad de cumplir.

Cada año hemos compartido con el pueblo Tohono las festividades tradicionales de San Francisquito, donde su música y su energía inundan el ambiente y contagia a todo el pueblo con la calidez de la cultura.

Quiero agradecer las atenciones del Sr. Verlon, amigo de Sonoyta y de todas las personas que hacen posible estos encuentros y actividades, a las maestras y danzantes y a todos quienes se dan cita para seguir manteniendo estas tradiciones.

Doraly Velasco

Líder Tradicional O´odham de Quitovac

Kuk touch, añi, ñap shuki Doraly Velasco León, an kanjú Quitovac, Sonora, amichich. Buenas tardes, mi nombre es Doraly Velasco León, vivo en la comunidad Quitovac, Sonora.

En nombre de la “Gente del Desierto” saludo a nuestros hermanos y hermanas que hoy se encuentran reunidos aquí.

Soy una mujer orgullosamente Tohono O’odham descendiente de un pueblo ancestral, hoy entre dos países, que sobrevive gracias a la resistencia y voluntad de nuestras comunidades que se niegan a ser olvidadas y enterradas entre las dunas de arena blanca, en donde hemos existido por cientos de años.

Hoy en esta tarde busco que me escuchen con el corazón, porque vengo a hablar de lo que hemos debido hacer para sobrevivir, de lo que hemos debido de andar para predecir, aprender y reflexionar; de lo que hemos tenido que proteger y preservar para no olvidar ni ser olvidados.

No pocas veces hemos debido luchar para poder avanzar. En ocasiones, nos han arrebatado todo en la vida por defender nuestros territorios, identidad y cultura.

Nuestra lengua está agonizando pero no así nuestra cosmovisión, ni nuestra memoria histórica. Porque hemos dejado huellas en nuestro andar por aquellos territorios que sostienen nuestra vida, en nuestros cantos y tradiciones, gracias a la solidaridad y complementariedad que se arraiga en nuestros seres.

La extinción de nuestra lengua O’odham en un hecho casual o natural, tiene que ver con un conjunto de muros y fronteras que dividen y separan las tierras que nosotros llamamos hogar.

Mientras exista tan solo un hablante de la lengua O’odham hay esperanza. Si, mi lengua muere y con ello mi cultura, morirá también una parte de ustedes, porque yo existo gracias a ustedes, somos un todo infinito conformado por vínculos del “sentir,” del comprender y crecer, coexistimos en este universo y nos necesitamos mutuamente.

Si es necesario, daré hasta mi última gota de sangre por mi pueblo, por mi cultura  y por mi lengua. Porque como líderes tradicionales tenemos el compromiso y la responsabilidad de aprender y preservar nuestra identidad. Debemos hacerlo por nuestros hijos, porque ellos también necesitan y necesitarán descubrir su lugar en la historia.

Espero un día volver a este bonito lugar y poder decir más en O’odham que en español. Gracias.

Kendall Jose Johnson

Vicepresidente del Consejo Legislativo O´odham en Chutuk Kut

Kendall habló sobre la importancia de Schuk Toak, la Montaña Sagrada, para I’itoí, el Hermano Mayor. Comentó sobre la importancia de estar unidos como pueblo O´odham, no importa si perteneces a los Tohono O´odham, los Akimel O´odham o los Hia Ced O´odham, todos en esencia son O´odham. Habló sobre los límites de la Nación O´odham–desde Phoenix hasta Hermosillo y desde el Río Gila hasta el Río Colorado y el Mar de Cortés– nuestra nación no ve otro tipo de fronteras.  Enfatizó como las canciones y cuentos O´odham son la manera en que de generación en generación se va transmitiendo el conocimiento y cultura O´odham, ya que la cultura y tradiciones O´odham no están escritas en papel, sino que están escritas en las mentes de todos los O´odham. Sin darse cuenta, los niños aprenden estas canciones y cuentos, y participan en ceremonias que poco a poco les van revelando la esencia de lo que son y lo que representan. Es por eso que tienen que ser conocidas, respetadas y preservadas. Incluso en este Encuentro O´odham, es posible que los participantes tengan muchas dudas y cuestionamientos, pero invito a todos a ser pacientes, ya que la verdad que buscan, en su momento les será revelada.

Jiivik Siiki e Isabel Benitez Gomez

Corredor Tradicional de la Sal / Danzante tradicional Casa Grande

Agradecemos a los guerreros de la sal que están presentes. I’itoi no era un Dios para ser adorado, pero nos dio un conjunto de enseñanzas a seguir para tener una vida bien equilibrada: que necesitamos proporcionarle a la tierra buena energía y que todos pueden hacer esto, que debemos hacerlo. No desperdiciemos nuestra vida ya que el Creador espera cosas maravillosas de cada uno de nosotros.

Nélida Barajas

Palabras de Clausura

Hace tres años mi camino se entrelazó nuevamente con el desierto. Vine del Desierto Chihuahuense al Desierto Sonorense y en perspectiva solo migré, como lo hacen las naciones de las culturas del norte.

Museo de las Culturas del Norte Paquimé, Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Por miles de años, hombres y mujeres de las Naciones originarias han vivido en armonía con el desierto, antes que los conquistadores fracturaran la identidad y pusieran murallas en los territorios.

Escuchando las intervenciones que magistralmente entretejieron los ponentes que me precedieron les comparto estas reflexiones de cierre:

La Reserva del Pinacate y el Gran Desierto del Alta, es parte de los territorios de la Nación Tohono O’odham, un sitio reconocido por la UNESCO como patrimonio mundial por su diversidad cultural y biológica (Martín Sau, Director). ¿Qué mejor lugar para enmarcar este encuentro con la Nación Tohono O’odham que el sitio donde el Hermano Mayor I’itoi, en el Schuk Toak dio la segunda bienvenida a los hombres y mujeres que poblamos esta tierra? (Verlon José), por ello entonan cantos y ofrendas en este sitio sagrado.

Sentir la emoción de caminar por las huellas de mis antepasados (Loraine); reconocer las difíciles condiciones en que viven las naciones originarias (Laura ); retomar las peregrinaciones que nos dejan enseñanzas donde oramos por todos; el laberinto no es solo para los O’odham sino para todos los hijos de Dios , porque nuestro Hermano Mayor I’itoi nos enseño a vivir bien y a respetarnos (Javick).

La lengua O’odham se está extinguiendo, la historia de los Pueblos Originarios es una historia de lucha, y hay que compartirla para no ser olvidada (Doraly).

De forma personal he tenido una inmersión profunda y transformadora en la Cultura Tohono O’odham. No podría resumir cómo, en tan poco tiempo en esta región donde el Desierto Sonorense se encuentra con el Golfo de California, he vivido tanto. Desde la primera vez que nos visitaron en el Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO) Loraine y un grupo de mujeres que compartieron los retos que las mujeres de la Nación enfrentan (#Dóndeestánnuestrasmujeres), hasta compartir un pedacito de su historia en la película Sonora con el guión de Guillermo Munro, Consejero Honorario y miembro Fundador del CEDO, hasta hoy en día ser parte de la Alianza Internacional del Desierto Sonorense, y la primera vez que Verlon nos visitó en CEDO, visita a la que han seguido muchas más en muchos otros lugares donde los líderes tradicionales nos han adoptado a mí y a mi familia en tantos encuentros significativos.

A título profesional veo más claro que nunca el papel que tiene CEDO en esta conjunción. Somos interculturales, somos biodiversidad, somos las y los guardianes del desierto. Veo con gran alegría que este encuentro en el que la Nación Tohono nos abre las puertas a todas y a todos para conocer sobre su cultura, a cada una de las personas que conforman el presidium y a todos ustedes que nos acompañan y es la gran oportunidad que tenemos para reconectar con la naturaleza, construir sociedades justas y educar para el futuro que queremos y necesitamos.

Nuestro desierto está lleno de vida y depende de las acciones que cada una y cada uno de nosotros tomemos. Cierro con algunas palabras que he adoptado que me ayudan a describir nuestras conexiones:

“Somos los hijos e hijas del Desierto.” (Rafael Barceló). “La tierra no es nuestra sino que somos de la madre tierra.” (Verlon José). “Sus aguas corren en nuestras venas.” (María García).

Gracias a todos por venir, los esperamos en CEDO y les invitamos a que nos acompañen este 30 de septiembre y 1 de Octubre en nuestro evento “Música por el Desierto” a beneficio de CEDO.

Cena / Dinner

Los invitamos ahora a pasar a la cena, teniendo en consideración que los ancianos van primero seguidos de los dignatarios y posteriormente el resto de los invitados. We now invite you to join us for dinner, bearing in mind that the elders go first followed by the dignitaries and then the rest of the guests.

Cantos y danzas tradicionales / Traditional Singing and Dancing

Danzantes tradicionales de Quitovac y Casa Grande / Quitovac and Casa Grande Traditional Dancers

Cantantes de la familia José / José Family Singers

Primer baile: El baile de las canastas. En este baile las mujeres O’odham lucen y muestran a ritmo de la música las canastas que ellas mismas fabricaron.

Segundo baile: será una Danza Tradicional para honrar los Cielos, las Nubes, el Arcoíris y toda la Creación de Dios. Para honrar esta época de nuestro pueblo, el inicio del Verano, ya que comienza el Año Nuevo O’odham, para llamar a la lluvia para nuestros cultivos, nuestros animales y para honrar a nuestra Madre Tierra.

Tercer baile: este es el baile de los regalos en el cual los danzantes O´odham bailan mostrando regalos que tienen para el público, y cuando los músicos dan la indicación (a manera de golpes en una canasta) las personas que quieran los regalos deben de tomar la mano de los danzantes y bailar con ellos en agradecimiento.

Baile de Clausura; es una Danza Social de los O’odham, en ella nos tomamos de las manos y nos movemos en sentido contrario a las agujas del reloj al ritmo de las canciones. Cuando se escuche el golpe de la canasta, los bailarines saltarán al ritmo del golpe y patearán el polvo para levantar y formar las nubes que hacen la lluvia.

INVITAMOS A TODOS A UNIRSE A LA DANZA O’ODHAM, TODOS UNIDOS SOMOS UN PUEBLO.

Cierre del evento

Agradecemos de antemano su participación y les recomendamos que tengan cuidado al salir. Deseamos que todos tengan un viaje seguro.

¡NO OLVIDEN POR FAVOR RECOGER LA BASURA QUE VEAN A SU ALREDEDOR Y SI ES POSIBLE LLEVARLA CON USTEDES!

¡GRACIAS A todos los socios y donantes por hacer posible este evento! Al Director Martín Sau Cota y Personal de la Reserva El Pinacate, a los Presidentes Jorge Pivac y Enrique Valdez, a los Practicantes Tradicionales O’odham, Líderes Tradicionales O’odham de México, los Voluntarios, Carina Flores, Paloma Valdivia, la Policía, Personal de Emergencia y a todos los demás que hicieron posible este maravilloso encuentro.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator style=”shadow” border_width=”2″][vcj_team_member image=”1972″ name=”About the Author:” layout=”style3″ image_ratio=”portrait” color_name=”#ca972e”]Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos.

CEDO Intercultural es una colaboración única entre organizaciones sin fines de lucro de México y Estados Unidos. Operando bajo un Comité Ejecutivo Unido e inspirados por una visión, misión y programas estratégicos, CEDO conjunta sus recursos y experiencias para ofrecer soluciones ambientales y comunitarias realistas que reconocen, respetan e impulsan las interconexiones culturales, socio económicas y biológicas entre México y los Estados Unidos.

[/vcj_team_member][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text][ctct form=”1153″ show_title=”false”][/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

CEDO Intercultural

0 Comments

You May Also Like