Por: Paloma Valdivia, CEDO Intercultural
paloma@cedo.org

Durante verano, en las playas tropicales y subtropicales de todo el mundo ocurre uno de los fenómenos naturales más interesantes, bonitos e inspiradores de todos los tiempos: la anidación de las tortugas marinas. Las playas de Puerto Peñasco y Caborca, en Sonora, México, no son la excepción, año con año se tienen reportes de anidación en diferentes sitios, por lo que es importante que todos los que vivimos o visitamos esta región conozcamos los detalles del comportamiento de estos carismáticos habitantes del mar y sobretodo sepamos qué hacer (y qué no hacer) si tenemos la fortuna de ver una tortuga marina anidando.

En esta temporada, las tortugas marinas que han alcanzado su madurez, llevan a cabo largas migraciones desde sus áreas de alimentación hasta sus sitios de reproducción, en cuyas playas, las tortugas hembra, salen a hacer sus nidos y poner sus huevos, los cuáles son incubados naturalmente en la arena y con la luz del Sol por aproximadamente 45 días  (el tiempo de incubación varía según la especie y la zona), las crías de las tortugas eclosionan y emergen del nido para dirigirse al mar, en donde pasan algunos años a la deriva, etapa conocida como los años perdidos, ya que todavía se conoce poco de lo que ocurre. Después de esta primera etapa, las tortugas juveniles migran hacia sitios en los cuales el alimento abunda, y es ahí en donde terminan su desarrollo. Una tortuga marina, dependiendo de la especie, puede tardar más de 15 años en alcanzar su madurez sexual.  Se sabe que las tortugas marinas regresan a anidar en las mismas playas en las que nacieron, comportamiento que es conocido como filopatría, y que además, una hembra puede tener múltiples nidadas en una temporada.

En las playas de Puerto Peñasco y Caborca, la tortuga golfina (Lepidochelys olivacea) es la única especie de la cual se tienen registros de anidación. Esta misma especie se caracteriza por anidar en arribadas ó arribazones, es decir de manera sincronizada anidan ¡miles de tortugas al mismo tiempo!, sin embargo esto ocurre solamente en el sur de México y otros países tropicales. Por otra parte en esta región también podemos encontrar tortugas prietas (Chelonia agassizii), tortugas carey (Eretmochelys imbricata), tortuga caguama, amarilla o cabezona (Caretta caretta) y tortuga laúd ó siete filos (Dermochelys coriácea), las cuales, utilizan esta región como una zona de alimentación.

Actualmente numerosas amenazas como la sobreexplotación de sus huevos y carne, la captura incidental en redes de pesca, la contaminación del océano, y la alteración de las áreas de alimentación y de anidación, han contribuido para que todas las especies de tortugas marinas se encuentren en peligro de extinción. Por lo que te invitamos a unirte a los esfuerzos de conservación de las playas de anidación en esta región siguiendo estos sencillos consejos si es que tienes la suerte de encontrar a una tortuga anidando o con intenciones de anidar, ya que previo a que la tortuga anide, son muy susceptibles y se asustan fácilmente, por lo que cualquier perturbación puede ocasionar que la tortuga abandone el proceso de anidación:

  • Avisar a las autoridades: PROFEPA Sonora (662 217 54 54 y 53).
  • Evitar el uso de cualquier luz artificial.
  • No hacer ruido.
  • Mantenerte a una distancia de por lo menos 20 metros a los lados de la tortuga.
  • No obstaculizar el tránsito de la tortuga.
  • Tomar fotografías con flash sólo hasta que la tortuga haya comenzado a poner los huevos, no antes.
  • No se debe tratar de “ayudar” a la tortuga, o a las crías en dado caso, a regresar al mar.
  • Solamente las autoridades competentes ó investigadores con autorización podrán aproximarse a la tortuga cuando el nido esté terminado, esto para tomar medidas, identificar la especie, documentar lesiones, marcas, contar los huevos u otros datos.

Fotos y Videos proporcionados por Las Palomas Resort

 

 

2017-09-20T17:24:15+00:00 Septiembre 20th, 2017|Educación Ambiental, Noticias del CEDO|