Nuestra Organización 2018-06-20T16:16:52+00:00

Visión General e Historia

El Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO) es un centro activo de conservación, investigación y educación que ha estado informando, inspirando, y fortaleciendo a los administradores de ecosistemas sanos en el Golfo de California durante casi 40 años. Abrimos nuestras puertas por la primera vez en 1980 desde nuestra estación de campo en Puerto Peñasco, Sonora, a solo 4 horas de Phoenix y Tucson, y sus universidades estatales de primer nivel.

La investigación de campo fue una de las primeras actividades de la institución joven y, a través de alianzas con investigadores visitantes de los EE. UU. y México, además de proyectos de monitoreo basados en la comunidad, y nuestros propios estudios, CEDO construyó un programa integrado de investigación. Esta colaboración avanzó rápidamente nuestra comprensión del alto Golfo de California y sus características biofísicas, ecológicas y socioeconómicas, de modo que ahora es uno de los hábitats más investigados del mundo.

Pero con el crecimiento de la población, la afluencia del turismo, y la creciente presión sobre los recursos marinos y costeros, la investigación mostró una tendencia inquietante; los impactos sobre las especies, los hábitats y los procesos ecológicos eran cada vez más grandes y menos sostenibles. Con este conocimiento profundo, surgió una visión única: un futuro donde comunidades costeras vibrantes participarán activamente en la gestión de sus medios de vida en equilibrio con ecosistemas saludables y resilientes.

Se convirtió en nuestra misión urgente reunir a la población local con conocimiento y soluciones, y trabajar juntos por un futuro más sostenible de una manera que priorizara los medios de subsistencia tradicionales y las necesidades económicas.

Casi 40 años después, las raíces del CEDO se han vuelto más profundas y fuertes que nunca, con esfuerzos dirigidos por la comunidad para la conservación, el desarrollo sostenible, y la educación ambiental que han ganado la atención y el apoyo de tomadores de decisiones y administradores de recursos naturales en los niveles más altos del gobierno. El enfoque integrado de CEDO combina una amplia gama de disciplinas (educación, desarrollo de capacidades, investigación y monitoreo, evaluación y adaptación al cambio climático e iniciativas económicas), y se está ampliando para abordar las necesidades de más de nueve comunidades costeras donde miles de personas hacen su vida a partir de la pesca en pequeña escala y sus economías asociadas.

CEDO ha pasado de ser un equipo de dos personas, nuestros miembros fundadores, Rick y Peggy Boyer, a un equipo dedicado de más de 26 personas. Con un presupuesto anual de casi $ 2 millones USD, nos hemos convertido en un líder mundial en educación, gestión de ecosistemas, y planificación espacial costero-marina. Creemos que las soluciones exitosas y holísticas para problemas complejos solo pueden surgir de una sólida base de compromiso y desarrollo de la comunidad, y hemos descubierto que la esperanza de un futuro mejor es el mejor incentivo para hacer un cambio radical en nuestra relación con el medioambiente.

Te invitamos a unirte a nosotros en este emocionante viaje, a medida que continuamos fortaleciendo y desafiando a las comunidades costeras, y a todos nuestros amigos y familiares, para que se conviertan en administradores del futuro, de nuestros preciosos océanos, su biodiversidad y los muchos servicios que brindan a nuestra sociedad global.

Cómo Operamos:

Somos una organización no gubernamental, sin fines de lucro (501-c-3), y el resultado de una colaboración única entre México y los Estados Unidos, con miembros de la junta procedentes de cinco ciudades en ambos países. CEDO opera a través de un Comité Ejecutivo en los Estados Unidos, y reúne nuestros recursos y experiencias para ofrecer soluciones realistas y basadas en la comunidad para los problemas ambientales regionales y globales.

Reconocemos, respetamos y aprovechamos las conexiones culturales, socioeconómicas y biológicas, así como las diferencias, entre los Estados Unidos y México, y nuestros programas están diseñados para construir puentes, no barreras. Nuestras instalaciones de estación de campo apoyan a los investigadores y grupos escolares que estudian en el área, mientras que nuestras exhibiciones, programas educativos, excursiones, charlas sobre la naturaleza y ecotours, ofrecen al público una visión de la fascinante historia natural de un región incomparable de nuestro planeta.

El enfoque de CEDO es progresivo ya que nuestro trabajo considera todo el ecosistema, incluidas las comunidades humanas, los cambios inducidos por el calentamiento global, la pesca y otras economías esenciales, la biodiversidad y los hábitats, y la gama completa de servicios que los recursos naturales y procesos proporcionan a diversas personas.

Nos comprometemos a fomentar una cultura ambiental y reunir a todas las partes interesadas de la región en un proceso de toma de decisiones transparente y participativo. También lideramos con el ejemplo – respetando, implementando y velando por el cumplimiento de los contratos sociales y legales esenciales que siguen este proceso colectivo.

Donde Trabajamos:

CEDO tiene oficinas en Tucson, Arizona, y directamente en las costas del norte del Golfo de California, en Puerto Peñasco, Sonora, México. Nuestra Directora Ejecutiva, Coordinador de Comunicaciones y Desarrollo, y un Asistente Administrativo tienen su sede en Tucson, Arizona, mientras que la mayoría de nuestro personal trabaja en la oficina de nuestra Estación de Campo en México. Somos una organización realmente binacional y bicultural, y también tenemos personal remoto que trabaja en lugares tan lejanos como La Paz, Baja California y en el norte, hasta Seattle, Washington.

Ubicado en el barrio de Las Conchas, la “Joya de Sonora”, el campus de CEDO se encuentra sobre una de las dunas más altas al este del centro de la ciudad, y está delimitado por una pared sinuosa y una entrada elegante diseñada por el artista Joseph P. McShane. El edificio principal, el edificio Agustín Cortéz, tiene un patio abierto y un balcón con vista al deslumbrante Mar de Cortés, y fue construido antes de la apertura del CEDO en 1980. En 1985, un esqueleto de ballena de aleta de 16.7 metros (54.8 pies) que se encontró muerta en nuestro estero local, se exhibió en los terrenos creando un ícono importante para todo Puerto Peñasco y mas allá.

Esta primera exhibición solidificó el compromiso de CEDO con la educación pública, junto con nuestro Centro de Visitantes, construido con llantas recicladas y latas de aluminio como una construcción de “Earthship” por voluntarios a principios de los 2000. Todo el campus es una instalación de usos múltiples, y está abierto a todos los interesados en las personas, los lugares y la biodiversidad de la región. Cientos de miles de visitantes y residentes han participado con CEDO en viajes de campo, eco-tours, concursos medioambientales, proyectos de investigación, charlas públicas, campamentos de verano y más, y seguimos creciendo para alcanzar la demanda por mas conocimiento y cambios positivos.

Las muchas personas que han hecho del CEDO lo que es hoy trabajaron incansablemente con autoridades locales, estatales y federales, pescadores, escuelas, organizaciones cívicas y otros para encontrar formas sostenibles para que las comunidades locales y los ecosistemas prosperen. Este trabajo ha sido posible al adherirse a …

Nuestros valores clave:

Trabajo en equipo: desarrollo de la excelencia, la responsabilidad, el orgullo, el disfrute y la satisfacción de todos los miembros.

Servicio: prestación de servicios específicos centrados en el uso sostenible y la gestión de los recursos naturales de la región.

Innovación: crear soluciones innovadoras para medios de vida sostenibles que aprovechen el conocimiento local, la experiencia adquirida y las nuevas ideas.

Inclusión: promover la participación activa de los interesados y una diversidad de ideas y culturas.

Responsabilidad social: compartir conocimientos y recursos con las comunidades locales para que puedan aprovechar las oportunidades socioeconómicas que surgen y contribuir al uso sostenible de los ecosistemas.

Legalidad: promover el cumplimiento del marco legal que rige la gestión y el uso de los ecosistemas por parte de todos los actores involucrados.

Responsabilidad ambiental: utilizar los recursos institucionales de manera sostenible y enfocar nuestras acciones en el uso responsable de los recursos naturales.

Premios y Reconocimiento

CEDO ha sido reconocido por su excelencia en investigación, conservación y educación ambiental casi desde nuestros inicios. A continuación se muestra una lista de los premios que CEDO ha ganado en los últimos años: